Sara Baras, líder del baile flamenco actual, arrasa en Madrid

  • Publicado en Tiempo
Sara Baras, líder del baile flamenco actual, arrasa en Madrid

Una vez más, Sara Baras vuelve a arrasar en la capital española, cerrando ayer domingo otra temporada de éxito espectacular.

Al llegar aquel fin de semana de marzo, el pasado año, Sara Baras llevaba un mes y medio triunfando en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. Un aforo de más de mil butacas, que el público comprador de entradas estaba agotando en casi todas las sesiones. De repente, la vida social y cultural en España, y en casi todo el planeta, se paralizó por la pandemia global del coronavirus causante de la enfermedad Covid. El mundo se confinaba en sus casas. La previsión indicaba que los tres meses que tenía todavía Sara por delante en el teatro serían un éxito, como suele suceder en cada temporada de la bailaora en Madrid, prueba de ello es la cantidad de entradas que tuvieron que devolver a sus compradores, al tener que suspender el resto de la temporada.

Era cuestión de tiempo que, finalizando la peor etapa de la pandemia, Sara volviera un tiempo a algún teatro de Madrid con el espectáculo Sombras. En esta ocasión, ha sucedido en el Teatro Rialto, otro teatro de gran aforo, en plena Gran Vía de la ciudad. En un principio, anunciaron que sería del 9 de septiembre hasta el 3 de octubre, pero la venta de entradas les llevó a extenderse hasta ayer domingo 17 de octubre, acumulando noches triunfales. De esta manera, Sara Baras ha podido terminar de hacer con gran éxito aquello que la pandemia global obligó a detener. Es el principal hecho noticiable del flamenco en lo que llevamos de otoño. Podría incluso haber estado varias semanas más, pero el calendario de la bailaora ya tenía compromisos confirmados para los próximos días. La próxima parada de la gira será en el Teatro Infanta Leonor de Jaén, el viernes 29 de octubre con el espectáculo Momentos. A falta de diez días, el público jiennense ya ha comprado más del 90% del aforo de 800 butacas, el lleno está prácticamente asegurado.

Jaci González, desde Aireflamenco.com, afirma que "Es evidente todo lo que simboliza la nueva temporada triunfal de Sara Baras en Madrid. En cuanto a símbolo del regreso a cierta normalidad para las artes y la cultura en general, y para la industria del flamenco también en particular. Por otra parte, cada vez que se habla de esa bailaora, normalmente no se suele hacer referencia a algunos hechos muy importantes. Es necesario poner en valor su propuesta artística, su concepto de bailaora gaditana gadesiana que, al mismo tiempo, ha evolucionado en su terreno su propia farruca, que a su vez tiene mucho de aquella coreografía de El Güito. Pero también es muy importante señalar a Sara como referencia para algo que, a día de hoy, después de tanto y todo, más de la mitad de intérpretes flamencos todavía no han asimilado como objetivo real. Se puede salir a un escenario a bailar una farruca y en paralelo tener el objetivo de vender entradas de verdad al público, como hace Sara Baras. No es lo mismo intentar vivir a lo largo de los años de que el albañil te pague directamente, y de manera totalmente voluntaria, 40 euros por verte actuar, que intentar vivir durante décadas de que al mismo albañil, a través de impuestos, le quiten 40 euros de su sueldo para pagarte, porque así lo han decidido unos políticos, quiera o no quiera el albañil dedicar 40 euros, de su propio esfuerzo y sudor laboral, a pagarte a ti en concreto por actuar. El dinero público es incluso necesario para el flamenco, para potenciar proyectos en desarrollo, pero el intérprete flamenco debe aspirar con el tiempo a ser un artista flamenco profesional, que la base de su negocio pasados los años no se encuentre en necesitar la asistencia social a través del dinero público. Que eso fuera la aspiración laboral para cualquier intérprete flamenco, vivir de dinero generado orgánicamente más que de la subvención, en teoría no debería ser algo extraño. Los que montan como negocio un bar, una ferretería o una panadería, todos ellos viven de lo que venden directamente al público. Cada vez que veas un teatro lleno de público, además de verle lleno, pregúntate también si ese público ha pagado dinero por estar viendo el espectáculo, o gran parte de esos seres humanos es público invitado para rellenar, caso en el que habitualmente hay un componente político, sea del partido político que sea, pretendiendo dar una imagen política de éxito ficción. Triunfar como artista flamenco profesional es algo que no sucede hasta el año que, pagando impuestos por tu trabajo como artista, aportes al dinero público más cantidad de dinero que la cantidad que el dinero público te entregue. Si no se da ese caso, todavía no has triunfado como artista flamenco profesional, incluso aunque lleves más de veinte años en los escenarios. En el 2018 ya dije que empezaba a ser tarde para intentar aprender ciertas cosas importantes de Sara Baras. Ella, por supuesto, en ocasiones también actúa cobrando de dinero público, pero hasta en esos días ella suele provocar un hecho interesante: ese día suele haber una venta de entradas real que supere la cantidad de dinero público a cobrar. En el ámbito flamenco, gusta mucho hablar de 'las verdades del flamenco', y la realidad indica que un artista flamenco profesional de verdad es aquel que intenta llegar a una posición relevante porque así lo decida el público, pagando entradas. Es compatible bailar bien una farruca muy tradicional con provocar ROI orgánico. Es demostrable que eso es posible, Sara Baras lo hace. Asúmanlo".

Imagen: Sara Baras en un fotograma de Flamenco Flamenco, de Saura.

Etiquetas Sara Baras

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies