El regreso al futuro flamenco y bolero de Jesús Carmona en Corral de la Morería

  • Publicado en Reseñas
El regreso al futuro flamenco y bolero de Jesús Carmona en Corral de la Morería

Cada temporada de Jesús Carmona en Corral de la Morería siempre es una nueva propuesta de espectáculo perfecto para el escenario del principal tablao flamenco del mundo. En esta ocasión, propone un interesante regreso al futuro flamenco y bolero, rescatar sucesos que fueron fundamentales en la historia de la danza española.

Esenciales en el desarrollo de la danza española fueron las confluencias del baile flamenco fue la escuela bolera, aquellos encuentros en el siglo diecinueve del folclore español con la danza clásica, surgiendo a partir de ahí lo que comenzó a denominarse como bailes españoles. Era inevitable que, a mediados del siglo, esos bailes españoles se encontraran con los conceptos iniciales de lo que terminaría siendo el baile flamenco, que adquirió de la escuela bolera nuevas posibilidades, como el uso de castañuelas, elegancia interpretativa y técnicas principalmente de brazos. En este encuentro, por su parte, la escuela bolera se contagió del carácter expresivo del baile flamenco, pasando a ser un baile más temperamental. Así fueron desarrollándose asuntos como la cachucha.

Pasado más de siglo y medio desde aquellos encuentros, fundamentales tanto para la constitución del baile flamenco como para el enriquecimiento de la escuela bolera, el bailaor, bailarín y coreógrafo Jesús Carmona plantea sobre el escenario del mítico Corral de la Morería un reencuentro. Partiendo desde los conceptos personales y muy identificables del propio Jesús, siempre buen bailaor flamenco a la vez que gran bailarín, une el baile flamenco que realiza junto a Inés Rubio y Lucía Campillo, para crear un nuevo encuentro con la escuela bolera interpretada por Estela Alonso. Un encuentro similar a los que tuvieron lugar por Andalucía hace ciento sesenta o ciento setenta años, y que a su vez es una nueva apertura de posibilidades hacia el futuro. Hay que recordar que por aquellos tiempos la escuela bolera se encontraba con los jaleos, cuando aún no habían evolucionado hacia la bulería, entonces todavía no se había realizado la adulteración de estructura rítmica sobre el tres por cuatro, entonces no existían las bulerías que sirven como punto de partida en parte de estas nuevas coreografías de Jesús Carmona, donde también resultan interesantes los encuentros de la bulería con su jaleo antecesor ¿Qué sucedería si la escuela bolera tradicional se encontrara con un flamenco más evolucionado al de los primeros encuentros de entonces? ¿Y si además aquel baile español se muestra en este encuentro con elementos ya adquiridos en sus diálogos anteriores con el flamenco? Es decir, un flamenco en el que existan las bulerías encontrándose con un baile bolero influenciado por el flamenco. Un nuevo encuentro, como aquel entonces, pero en esta ocasión con cada una de las danzas en un estado más evolucionado que a mediados del siglo diecinueve. Como concepto, para entenderlo grosso modo, lo que ocurre con estas danzas en este espectáculo es algo similar a si se encontraran para escribir una obra conjunta dos grandes escritoras que, cuando eran niñas, aprendieron juntas a escribir. El resultado del reencuentro del baile flamenco con la escuela bolera, hasta el sábado 15 de julio en el madrileño Corral de la Morería, a las 20:30 y 22:20 horas.

Por Jaci González