La gira de Corral de la Morería llega a Talamanca de Jarama

La gira de Corral de la Morería llega a Talamanca de Jarama

Corral de la Morería continúa su gira de verano, llevando un espectáculo flamenco a la localidad madrileña de Talamanca de Jarama.

Mientras continúa la pandemia global por el coronavirus SARS-Cov-2, que a su vez obliga a los tablaos flamencos a tener cerradas sus puertas, Corral de la Morería sigue llevando sus espectáculos a escenarios de la Comunidad de Madrid. Después de San Lorenzo de El Escorial, Aranjuez y Alcalá de Henares, la próxima parada de la gira será en Talamanca de Jarama, localidad de la comarca de La Campiña. Sucederá el sábado 5 de septiembre, a partir de las 21:30 horas, en la Plaza de la Constitución, con entrada libre y aforo limitado. El espectáculo tendrá el baile de Jesús Fernández y Olga Llorente, el cante de Antonio de Manuela, Trini de la Isla y David Vázquez, y las guitarras de Mario Montoya y Antonia Jiménez. Este evento se incluye dentro de la programación de Juntos 2020, de la Consejería de Cultura y Turismo del gobierno regional madrileño, para incentivar los atractivos culturales y turísticos de la Comunidad.

Que los tablaos puedan realizar espectáculos puntuales al aire libre es una medida positiva, que hay que agradecer al gobierno regional, pero es insuficiente para conseguir la supervivencia de los tablaos, que son patrimonio cultural. Condenados los tablaos flamencos madrileños a tener que cerrar las puertas de sus locales desde el 14 de marzo hasta bien entrado el año próximo, debido a la pandemia, las instituciones deben tomar medidas sólidas para evitar que este sector cultural, que tanto aporta a la ciudad de Madrid, y la diferencia del resto de capitales del mundo, no desaparezca. Los tablaos flamencos son un patrimonio cultural único en el mundo, que atrae a Madrid más de un millón de visitantes internacionales al año, de un perfil cultural y económico alto y muy alto, y que se dejan cada año más de 1.300 millones de euros en su visita. Otra razón más, la aportación económica de este sector, los tablaos flamencos, a la maltrecha y necesitada economía de los madrileños.

Tanto el gobierno municipal madrileño como el autonómico ya mostraron buenas palabras durante los meses anteriores al respecto de los tablaos, dando imagen ante la prensa de apoyo a la actividad de los tablaos, incluso se les proclamó Bien de Interés General por el Ayuntamiento. Pero a efectos prácticos, si ese apoyo teórico ante la prensa no se lleva a la práctica, los tablaos no van a poder sobrevivir. Siguen sin recibir ayudas suficientes, y siguen teniendo bloqueada la posibilidad de que, al igual que cualquier bar de la ciudad y de la misma manera, puedan optar a instalar una terraza exterior, circunstancia que significa la diferencia entre mantener o destruir absurdamente muchos puestos de trabajo. Mientras tanto, ya son varios los tablaos que han anunciado su cierre definitivo, que ya no estarán cuando finalice la pandemia, entre ellos dos históricos: Casa Patas y Café de Chinitas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies