Los tablaos flamencos anuncian que todos cerrarán sus puertas

Los tablaos flamencos anuncian que todos cerrarán sus puertas

Ningún tablao flamenco en España volvería a abrir sus puertas después de la pandemia, según afirma un comunicado de la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España.

Hoy, martes 9 de junio, a través de una rueda de prensa virtual, se ha presentado la Asociación Nacional de Tablaos Flamencos de España, reclamando medidas de ayuda frente al actual escenario de crisis económica, provocado por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. La amenaza de un cierre general permanente en los tablaos flamencos ya no se plantea como hipotética, teniendo en cuenta que la pasada semana el tablao madrileño Casa Patas hizo público su cierre definitivo.

"El flamenco se muere" es el título de un comunicado de la asociación llegado a la redacción de Aireflamenco, afirmando entre otras cosas que "Los tablaos flamencos son el sector más castigado de toda España por la pandemia del covid-19. A diferencia de los demás locales culturales y teatros de España, no podrán abrir sólo con el cliente nacional, ya que dependen fundamentalmente del turismo. Con lo cual será inviable que abran hasta que el turismo se normalice. Además, a diferencia de los teatros, con aforos de mil o más localidades, que podrán abrir con reducciones de aforo, a un tercio o a la mitad, los tablaos flamencos, cuyos aforos están en una media de 80 personas, no podrán sostener sus espectáculos y personal si no es abriendo con un cien por cien de su capacidad. Es decir, que hasta que se normalice el turismo y se les permita utilizar sus aforos sin restricciones, su apertura es totalmente inviable. Este momento no llegará posiblemente hasta principios de 2021 y ningún tablao en España aguantará hasta esa fecha. El resto de la cultura sobrevivirá, ya que se nutre de público nacional y podrán funcionar con aforos restringidos. El resto de la hostelería sobrevivirá por las mismas razones, pero los tablaos flamencos quebrarán. Desaparecerán. Ellos son la industria del flamenco, ya que dan trabajo los 365 días del año al 95% de los artistas de flamenco de España, y solo un 5% de los mismos trabajan en compañías exclusivamente. Y al desaparecer los Tablaos, desaparecerán los artistas de flamenco. Y desparecerá el flamenco".

El comunicado añade más argumentos: "Los tablaos flamencos crean destino turístico y cultural en nuestro país, muchos visitantes internacionales vienen a España para vivir una experiencia única en el mundo, como es el arte flamenco. Y esto genera una enorme riqueza en pernoctaciones, restaurantes, compras y una larga lista de gastos realizados en nuestro país, por un cliente que además, es de un nivel cultural y económico alto. Y esto también desaparecerá. La solución es simple, declarar al sector de los tablaos flamencos como Sector o Actividad de Interés Especial para el Estado Español. Por su incalculable valor cultural, social, turístico, diferencial y de identidad de nuestro país y de la Marca España. Por ello, es imprescindible la creación de un Plan Nacional de Ayuda a los Tablaos Flamencos. De no hacer nada, la desaparición de estos espacios en España representaría un daño turístico, cultural, social, y económico irreparable, imposible de justificar por parte de nuestros gobernantes, frente a nuestro país y al mundo. Estamos seguros de contar con el apoyo de nuestros gobernantes y de nuestra sociedad, porque España siempre ha amado el flamenco. España tiene en este extraordinario Arte, buena parte de sus raíces y esencias culturales. Para España, el flamenco es suyo, profundamente suyo. El flamenco es de España, y también del mundo. Y el flamenco se muere".

Cuando la actividad en general tuvo que detenerse a mediados de marzo, en ese momento había 93 tablaos flamencos funcionando en España, que han recibido casi siete millones de clientes durante el año 2019. Los tablaos flamencos son un reclamo diferencial en la industria turística española, una industria en la que el gasto medio por turista fue de 1086 euros durante el pasado año. Estos casi siete millones de clientes de tablaos flamencos españoles generaron en 2019 un gasto en España de 7384 millones de euros. Gran parte de ese movimiento económico se perdería cada año si los tablaos están obligados a cerrar sus puertas, además del irreparable coste cultural y social.

Foto: Ed Schipol.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies