Fallece Tony Maya, un flamenco irrepetible

  • Publicado en Noticias
Fallece Tony Maya, un flamenco irrepetible

El artista flamenco Tony Maya falleció en Madrid, la noche del sábado 19 de octubre.

Casi todas las siete décadas en la vida del granadino Tony Maya han sido dedicadas al arte, desde que era literalmente un niño. Con nueve años de edad cantaba en las zambras de las cuevas del Sacromonte, y siendo un adolescente se fue a trabajar a los escenarios de la malagueña Costa del Sol. Tenía solo quince años cuando empezó a compartir escenario con Bambino en el histórico tablao Los Canasteros de Manolo Caracol, en la calle Barbieri de Madrid, y de esa manera sucederían más cosas. Recorrió literalmente el mundo formando parte de las compañías de Lola Flores y Rocío Jurado. Ya eran muchos los escenarios cuando en 1967, teniendo diecinueve años, graba el disco Ritual de la Zambra Calé con María La Canastera. En 1970 comienza a ser habitual en el madrileño tablao Café de Chinitas, que ha sido su escenario más frecuente en Madrid durante más de cuarenta años, apareciendo también en las noches de Casa Patas y Corral de la Morería.

El arte de Tony Maya está presente en proyectos de artistas como Paco de Lucía, Lola Flores, Rocío Jurado, Antonio Gades y Carlos Saura, entre otros muchos. Teniendo sesenta y tres años, en el año 2011, salió al mercado su disco Vivir Para Cantar, a través de una joint venture creada por Alejandro Sanz y Pepe Barroso, como justo reconocimiento al arte de un intérprete genial.

Tony Maya ha sido trasladado a un tanatorio de la ciudad de Madrid, donde será despedido este domingo 20 de octubre antes de realizar su último viaje hacia Granada, donde está prevista la última despedida durante la jornada del lunes.


Tony Maya, un flamenco irrepetible. Por Jaci González.

Seres humanos como Tony Maya deberían vivir más de cien años. Aunque él continuará siendo referencia para muchas cosas en el tiempo, y de esa manera seguirá vivo. Los seres humanos que cantan para el baile, por ejemplo, saben bien a todo lo que me refiero. Porque cantar para el baile no es fácil, es incluso más complicado que el cante 'palante', requiere un dominio absoluto en el sentido rítmico para llevar el compás de los conceptos. Ese que ha fallecido, Tony Maya, es en el que durante décadas han pensado y seguirán pensando muchos cantaores, como referencia, para saber cantar bien a compás al baile. El escenario donde estuviera Tony Maya, además de él cantar al baile con un sentido rítmico ilimitado, también marcaba el compás a todo el escenario, cuidado lo que era la intensidad de ese tacón a la vez que cantaba y hacía palmas. Yo creo que, cada noche que él cantase al baile en algún tablao de Madrid, seguro que en las ciudades australianas se escuchaba el sonido de su tacón sobre la madera del escenario.

Pero Tony Maya era y seguirá siendo también muchas cosas más. Un intérprete que podía arrasar en un segundo con cualquier escenario, ninguna circunstancia se le hacía grande. Más tablas 'reconcentrás' que el arca de un tal Noé. Además, aparte, Tony Maya también era un ser humano maravilloso. A mí nunca me ha gustado hacerme fotos con artistas, casi nunca ha sucedido, pero una vez quise hacerme una foto con él, fuera o no fuera muy famoso él, yo quería tener en el tiempo una foto con Tony Maya, como buen fan de sus conceptos. Es que es Tony Maya, un flamenco irrepetible. Que las ánforis siempre estén con usted, Tony Maya.

Fallece Tony Maya, un flamenco irrepetible

Esta noche ha fallecido Tony Maya, un flamenco irrepetible, de sentido rítmico ilimitado, que siempre estará vivo en nuestra memoria. Rescatamos este genial momento suyo en los archivos de Aireflamenco. Que las ánforis siempre estén con usted, Tony Maya.

Publicado por aireflamenco.com en Sábado, 19 de octubre de 2019

Etiquetas Tony Maya

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies