Más de 2 millones de personas entran en casa de Antonio Carmona

  • Publicado en Noticias
Más de 2 millones de personas entran en casa de Antonio Carmona

La emisión en Telecinco del programa Mi Casa es la Tuya de Bertín Osborne, desde la casa de Antonio Carmona, fue líder de audiencia en late night.

Durante las más de dos horas de duración del formato, en la noche de ayer martes 12 de septiembre, la visita de Bertín Osborne a la casa de Antonio Carmona en la costa gaditana fue el espacio más visto en España, consiguiendo 2.294.000 espectadores y un 16,8% de share, 2,6 puntos por encima de la media del canal en el total del día y casi cinco puntos sobre la media de Telecinco durante septiembre. A su vez, el programa dedicado a Antonio Carmona hizo subir la media de temporada del programa de Bertín Osborne, llegando a un punto más de share que la semana anterior. Los datos de audiencia son relevantes, sobre todo teniendo en cuenta que el programa comenzó justo a continuación de la emisión en Antena 3 del partido entre Barcelona y Juventus en Champions League, que lideró el prime time, asunto que en principio no ponía las cosas fáciles al programa de Telecinco. Los minutos previos al programa, coincidentes con los últimos minutos del partido de fútbol, tuvieron en Telecinco poco más de un millón de espectadores y un 8% de share, es decir, Antonio Carmona heredaba una situación de audiencia muy precaria, pero consiguió rápidamente el interés del público hasta llegar a liderar su franja de emisión, duplicando el share y masa de público heredados.

En el programa, Antonio Carmona y Bertín Osborne repasaron diferentes momentos de la vida profesional y personal del artista, pionero de la percusión flamenca e hijo del mítico Juan Habichuela, uno de los principales guitarristas en la historia del flamenco. Aparecieron diferentes invitados como su esposa y manager Mariola Orellana, su madre Matilde, y amigos como Lin Cortés, Imanol Arias y Niña Pastori, que en el final del programa cantó su popular Cai compuesto por Alejandro Sanz.