Rocío Molina arrasa con sus conceptos flamencos en los XX Premios Max

  • Publicado en Noticias
Rocío Molina arrasa con sus conceptos flamencos en los XX Premios Max

Rocío Molina arrasando con tres galardones, y Manuel Liñán como mejor intérprete masculino de danza, triunfadores flamencos en la vigésima edición de los Premios Max, que han homenajeado a Salvador Távora por toda una vida de trabajo comprometido con la libertad.

El Palau de les Arts de Valencia acogió en la noche del lunes 5 de junio la gala anual de los Premios Max, que organizados por la Fundación SGAE, con la colaboración de la Generalitat Valenciana, han llegado a su vigésima edición en su función de ser el reconocimiento más amplio en el ámbito de las artes escénicas en España. Tres son los premios recibidos por el espectáculo Caída del Cielo, entregándose en primer lugar los correspondientes a Mejor Intérprete Femenina de Danza para Rocío Molina, y Mejor Diseño de Iluminación para Carlos Marquerie. Más avanzada la gala, al recibir el tercer premio de la noche, siendo Rocío Molina junto a Kukai Dantza la gran triunfadora de la noche, la artista malagueña declaró no tener palabras, para a continuación cruzar el escenario, coger una banqueta, y establecer su improvisado discurso bailando. Caída del Cielo, el espectáculo de Rocío Molina estrenado en el Théâtre National de Chaillot, en París, es un viaje flamenco de libertad sin retorno que está recibiendo una gran aceptación de crítica y público en toda Europa. También es flamenco el premio a Mejor Intérprete Masculino de Danza, para Manuel Liñán por su espectáculo Reversible. El creador granadino, estrella habitual del madrileño Corral de la Morería, gana por segunda vez este galardón, que ya recibió en el año 2013.

"Nací para el desafío contínuo". Así ha comenzado su discurso Salvador Távora, Premio Max de Honor 2017, después de una gran ovación con todos los asistentes en pie para recibir al fundador de La Cuadra de Sevilla, cuarenta y cinco años después del estreno con ayuda de José Monleón de aquel Quejío, con el que se establecieron nuevos caminos artísticos para renovar el teatro andaluz, con argumentos sociales a través del flamenco.

Teresa Vallejo, Goyo Montero y Eloy Pericet estuvieron entre los representantes del flamenco y la danza española recordados en el homenaje a los profesionales escénicos fallecidos en el último año.

Imagen: Rocío Molina en Caída del Cielo.