La Bienal de Flamenco de Sevilla envuelta en polémica

  • Publicado en Noticias

El grupo municipal Participa Sevilla, del ayuntamiento de la ciudad andaluza, denuncia lo que se consideraría como conceptos irreales en la gestión de La Bienal, un festival flamenco que se realiza cada dos años en Sevilla.

Participa Sevilla ha comunicado que en una reunión realizada este viernes 12 de mayo, con Antonio Muñoz, delegado de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, que "el documento facilitado el 22 de marzo por el Ayuntamiento sobre las cuentas de la Bienal no se corresponde con los números reales". Susana Serrano, portavoz de Participa Sevilla, muestra "total decepción con la política de transparencia e información que está facilitando el Gobierno de Juan Espadas, ante las dudas que desde hace meses tenemos con las cuentas ofrecidas por la Bienal, así como de diferentes profesionales del sector. Las cuentas de la Bienal no cuadran. En marzo nos dieron un documento que hoy nos han reconocido que no es real”, ha manifestado la portavoz.

En la reunión mantenida este viernes por Participa Sevilla con responsables y técnicos del ICAS, junto con el delegado, la agrupación afirma que "se nos ha reconocido que el documento facilitado no era el que corresponde a nuestra solicitud, ya que era un presupuesto de estimación previa. Algo que carece de toda lógica, cuando estábamos pidiendo una auditoría de las cuentas de la Bienal seis meses después de su celebración”, según Serrano.

Una reunión que ha sido calificada por Serrano como “decepcionante, tensa y con total falta de diálogo por parte del delegado”, asegurando que era mínima la mínima voluntad de Antonio Muñoz para colaborar en todas las dudas que Participa Sevilla tiene de las cuentas. “Desde el primer momento quería zanjar la reunión, presionándonos con los tiempos, para finalmente cortar de manera abrupta y unilateral la reunión, cuando aún estábamos recabando información”, ha reconocido Serrano, tras lo que la portavoz de Participa y su asesora han solicitado una copia de todos los expedientes.

Durante la consulta de algunos de los expedientes, Participa Sevilla comunica que "cifras como la factura de la SGAE no coinciden con el documento ofrecido por La Bienal de Flamenco de Sevilla, o que en convenios como el de CajaSur la fecha de factura que aparece es del día de ayer, 11 de mayo de 2017, con lo que el ingreso de la cantidad del convenio aún no está efectuado", aseguran. “Cuanto menos resulta llamativo, que se emita una factura en 2017 cuando se cerró el año contable en diciembre de 2016 y la Bienal finalizaba en octubre”, dice Serrano.

Para poder llevar a cabo la auditoría de las cuentas, tal como se ha comprometido Participa Sevilla, junto con las copias de los expedientes, han solicitado los cachés de todos los espectáculos. “Entre otras cosas, tendríamos que hablar de convertir La Bienal en un ente autónomo y no mantenerlo como un programa del ICAS, algo que genera confusión en diferentes aspectos; también con respecto a las cuentas como hemos podido ver ahora que las estamos auditando.”

La Bienal de Flamenco de Sevilla envuelta en polémica
Imagen: documentos entregados a Participa Sevilla con las cuentas grosso modo del festival

Estos hechos suceden pocos días después de que, previamente a la celebración del consejo del ICAS de Sevilla el pasado 27 de abril, Serrano afirmara que “semanas antes de la Bienal ya denunciamos los problemas de gestión que se estaban dando, pero siguen sin resolverse. A día de hoy muchos de los profesionales no han cobrado”, ha reconocido Serrano, que con Participa Sevilla denunció también "errores de gestión que se estaban produciendo y por lo que, incluso, a cinco días del inicio del evento todavía no estaban firmados la mayoría de los contratos de los espectáculos". Participa Sevilla sigue pidiendo que se aclare cuáles son las cuentas reales de la Bienal. “Creemos que hay algunas cosas que no se están haciendo bien y exigimos a Antonio Muñoz y a todo su equipo que aclaren en su totalidad cuáles han sido los ingresos y los gastos de la Bienal en 2016”, según Serrano. Esta situación haría que las liquidaciones de taquilla declaradas de la anterior edición serían irreales, es decir, podría suceder que la venta de entradas fuera mucho menor de lo que se declara.

Hace unos días, Serrano declaró que “no puede ser que en abril muchos no hayan cobrado por el trabajo realizado en septiembre y en ocasiones elaborado desde meses antes”, ha denunciado Serrano, que exige este ejercicio de transparencia después de que profesionales le hayan mostrado su malestar por lo que ocurre entre las bambalinas de la Bienal.

Ante los documentos que aporta Participa Sevilla, se planterían cuestiones obvias sin respuesta coherente hasta el momento. Si la cifra de ingresos que declara La Bienal meses después de finalizar el festival, 1.618.377,06 euros, es casual o causalmente idéntica a la cifra de gastos declarados, también 1.618.377,06 euros, y si además fuera cierto que se han recaudado unos 700.000 euros en venta de entradas ¿Qué estaría provocando que más de medio año después del festival existan espectáculos sin cobrar? ¿O quizás no es cierto que se han recaudado 700.000 euros en venta de entradas? Se abre una vía de investigación, cuyo siguiente capítulo se verá cuando se entreguen a Participa Sevilla las copias solicitadas de los expedientes de los diferentes espectáculos que formaron parte de la programación.