.

Diego El Cigala presenta su nuevo disco Romance de la Luna Tucumana

Romance de la Luna Tucumana, nuevo disco de El Cigala, se lanza el 28 de Abril a través del diario El País en España, en América con Universal Music y en Europa y Asia con Deutsche Grammophon. Por otra parte, se confirman los primeros conciertos de la gira de presentación, que en los meses de junio y julio pasará por Madrid, Barcelona y Valencia entre otras ciudades.

Será el sábado 22 de junio cuando comience la gira en el Palau de Les Arts Reina Sofía de Valencia, siendo una semana después, sábado 29, el concierto en Málaga. El siguiente concierto será en el Teatro Circo Price de Madrid, el miércoles 3 de julio, evento destacado en el festival Veranos de la Villa. Dos días después, viernes 5, visita a Puerto de la Cruz, para actuar en el festival Mar Abierto que se realiza en la localidad al norte de la isla de Tenerife. Las siguientes fechas confirmadas son miércoles 10 en el Teatre Grec de Barcelona, y sábado 13 de julio en Mallorca.

Diego el Cigala se quedó con ganas de más. La limitación de un solo CD no le bastaba para todo lo que podía y quería cantar, para todo lo que los viajes y los encuentros le habían descubierto del país hermano. Pero no quería una segunda parte, no quería Cigala & Tango  2. Su inquietud artística le pedía más… y lo encontró.

“Cuando terminé Cigala & Tango me dolía haber dejado fuera canciones como Naranjo en flor, Los mareados, etc. Algunos tangos esenciales. Me quedé con ganas de más. A la vez, en mis viajes a la Argentina fui profundizando en el repertorio de Mercedes Sosa, me hice fanático. Y a través de ella me llegó Balderrama y conocí la chacarera Déjame que  me vaya, Canción de las simples cosas o el Romance de la luna tucumana, de Atahualpa Yupanqui y Pedro Aznar. Y Andrés Calamaro me hizo conocer a Martín Fierro y la milonga.

Con este repertorio en mi mente tuvo lugar un encuentro propiciado por mi amigo Andrés, que me invitó a su concierto en el Auditorio de México D. F. en 2010. Allí conocí a Diego García el Twanguero, uno de sus guitarristas. Fue un encuentro efímero, pero en el que yo le hice saber mi intención de grabar Naranjo en flor. Un año más tarde me envió el arreglo que podéis escuchar en el disco. Él lo había grabado y me invitó a cantarlo en su álbum Twanguero.

Yo estaba fascinado con el repertorio, pero no quería hacer otro Cigala & Tango, y en Diego García y su guitarra eléctrica, sonido twang, encontré lo que estaba buscando, un sonido diferente para acercarme al repertorio argentino desde otro registro. La idea tenía todos los condimentos que necesito; la aventura y el reto musical estaban servidos. Yo con guitarra eléctrica… No fue fácil de digerir.

Afortunadamente, Diego García, que por ese tiempo estaba viviendo en Buenos Aires para estudiar el tango, iba a pasar una temporada en Madrid (verano de 2012), así que le invité a mi casa y sin objetivos empezamos a improvisar. Todo fluía, las versiones empezaron a materializarse rápidamente.

Pensando que el invento era digno de ser escuchado fuera del estudio, el universo siguió confabulando a nuestro favor y apareció caído del cielo el maestro Changuito, leyenda viva de la percusión. Con él ya había grabado Dos lágrimas y girado durante mucho tiempo, y aunque él vive en La Habana por cosas del destino, apareció en Madrid.

Avisamos a Yelsy Heredia, mi contrabajista de muchos años, y a Isidro Suarez, que, junto al maestro Changuito, forman el corazón rítmico del disco. El mestizaje era total: mis debilidades musicales –Cuba y Argentina juntas– transformándose en algo nuevo, con el condimento añadido del sureño sonido twang a cargo de la Gibson 295 de Diego García.

Hemos disfrutado todo el verano de lo que el destino nos trajo a Madrid. No había nada previsto y la música llegó a nosotros y nos puso en el mismo lugar para hacer este trabajo”. Así cuenta el propio Diego cómo nació este “Romance de la Luna Tucumana”, que se lanza el 28 de Abril a través del diario El País en España, en América con Universal Music y en Europa y Asia con Deutsche Grammophon. En España podrá adquirirse durante un mes con la cabecera de Prisa (El País) y después estará disponible en los canales habituales.


Diego El Cigala en el Gran Rex de Buenos Aires. Imagen: elcigala.com

Romance de la Luna Tucumana reúne 11 temas del cancionero popular argentino. De Homero y Virgilio Expósito a Atahualpa Yupanqui, pasando por Gardel y Lepera, el la voz rota y flamenca de Diego el Cigala. Un disco que sorprende por los arreglos de guitarra eléctrica de Diego García el Twanguero, un instrumento nuevo en la trayectoria de El Cigala.

Además Romance de la Luna Tucumana incluye la colaboración de la increíble Adriana Varela en Por una Cabeza y la voz mística, viva y sobrenatural de la desaparecida Mercedes Sosa, que nos paraliza con solo escucharla.

"Con la Gata Varela, Adriana, arde el tango, ella es puro fuego, ¡fuerza de la naturaleza!. La heredera espiritual del Polaco Goyeneche se las sabe todas: una maestra del tango, vida y obra donde las haya. Yo le confesé que me fascinaba el tango Por una cabeza, de Gardel y Lepera, pero que no me había decidido a grabarlo porque una de las partes me resultaba incómoda, a lo que ella, también confesando, me dijo: «Yo nunca lo he cantado por todo lo contrario»”.

“Esos días lo que más sonaba en mi casa era mi hijo Rafael cantando o haciendo sonar la versión de Canción para un niño en la calle que Mercedes Sosa y René Pérez, de Calle 13, grabaron para  el álbum Cantora. Los versos de Armando Tejada nos tenían obsesionados y finalmente la añadimos a última hora. Después vino la idea... El tema estaba grabado en el mismo tono que la versión de Cantora; ¿sería posible obtener los permisos para incluir la voz de Mercedes? Empezamos los contactos y Fabián, Elmatus, hijo de Mercedes, fue todo voluntad. Le enviamos mi versión, nos facilitó todo lo necesario y en este mes de marzo paralizamos la masterización para incluir la voz que, como gran regalo final, nos llegó del más allá.

¡Gracias, Mercedes, gran madre de América!”

Tras Lágrimas Negras, Dos Lágrimas y Cigala & Tango, Diego nos regala una nueva joya que atesorar. El cantaor que universalizó su forma de decir el bolero, que se acercó al tango con los sentidos y el alma abierta se nos muestra tanguero y gaucho, flamenco, jondo y arriesgado. Un disco que emociona y muestra que las fronteras son inexistentes cuando el corazón, el Arte y la verdad se hacen fuertes.


 
Banner
Banner
Banner