Manuel Lombo está recordando las cosas de Bambino

  • Publicado en El Patio
Manuel Lombo está recordando las cosas de Bambino

Bambino sigue vivo y es evidente. Reside constantemente en la memoria de muchos, desde el sentimiento de los utreranos hasta las paredes del Leo de la catalana Barceloneta, en el recuerdo de los más históricos tablaos flamencos, en el tiempo de gloriosas noches en el madrileño Teatro Calderón, los aplausos en el Price con la guitarra de Paco de Lucía, decenas de miles de cachitos de hierro y cromo en cintas de cassette, que durante muchos años han explorado en coche todas las carreteras españolas… Bambino es el mito flamenco sobre el que Fernando González-Caballos planteó que su amigo Manuel Lombo podría realizar un recorrido, de recuerdos para el futuro. Con el álbum Lombo x Bambino recién editado, uno de los artistas andaluces con mayor posible potencial me cuenta cosas…

Por Jaci González
Fotografía: Pacolega
Vídeo: Raúl Rosillo

Manuel, que me vienes con catorce canciones como catorce mostachones…
Pues sí, un disco bastante ámplio, y mucho más que podría haber sido, porque Bambino abarcaba mucho. Ha sido fácil elegir las canciones pero a la vez difícil dejar muchas fuera.

No era un proyecto fácil.
A mí me resultó fácil en cuanto a que conozco la música de Bambino desde que era muy pequeño, tenía claras algunas cosas que quería hacer. Tampoco mi intención ha sido imitarlo, simplemente poner en mí sus canciones para disfrutar y recordarle. No quería que fuera un homenaje porque Bambino está vivo, a día de hoy sigue teniendo muchísimos adeptos, es un artista que está muy reconocido.

Como buen peluquero, Bambino peinaba muy bien las canciones, creando estilo propio.
Así es. Era transgresor, tenía una forma muy especial de decir las letras, un artista muy profundo.

Hay un tema en el disco, No Me Des Guerra, que parece estar pidiendo a gritos ser un single con su videoclip y esas cosas.
Vamos a ver, esa canción había sido elegida como single, y yo opté por hacer otra. La razón... Es una canción con muchísima fuerza pero ha sido la única que a nivel de arreglos musicales es diferente. Con esa hemos hecho una adaptación de la canción, la única en la que hemos desvirtuado la esencia de Bambino, teniendo un son cubano maravilloso. Entonces, yo como carta de presentación, entendía que no representaba al disco. Aunque me parecía magnífica.

Pero puede ser buen segundo single.
A título personal te digo que, cuando la elegían los medios, yo me puse triste, me dije que era una canción que no iba a ser capaz de defenderla durante una promoción. Para mí era más importante coger una canción con desgarro, que se pudiera coger una guitarra, a esta con tantos instrumentos. pero tienes razón con que es una canción con mucha fuerza. El resultado ha sido positivo.

Manuel Lombo está recordando las cosas de Bambino

Es bonito Háblame, primer single, con luces ‘colorás’ en lo alto del campanario de Santiago El Mayor.
Exactamente, eso ha sido una locura de Raúl Rosillo, un creativo magnífico que ha trabajado para muchas grandes firmas. Ha hecho un videoclip que a algunos les resultará extraño, y a otros les resultará elegante y especial. De repente teñir de rojo el campanario de Santiago, yo con una taleguilla de luces, que yo no me veía por el respeto que le tengo a la fiesta. Se ha hecho algo muy en la línea de Bambino, esa transgresión de la que hablábamos.

Háblame, Lombo X Bambino

VÍDEO: Háblame es el primer single de Lombo X Bambino, el próximo álbum de Manuel Lombo recordando al mítico artista de Utrera.

Posted by aireflamenco.com

Entre Pedro Sierra y tú habéis conseguido que Lolita cante mejor que nunca.
Jajaja. Hay que decir que Lolita tiene un gusto que, aunque su voz es pequeña, su gusto es increíble. Ahora que nombras a Pedro Sierra, he de decir que ha sido un placer trabajar con él. Pero no de esto que dice todo el mundo, en plan decirlo por quedar bien. Es que yo no he visto una persona con menos ego en mi vida. Si yo decía “Pedro, esto no lo veo por este camino”, él decía “Sin problema, Manuel ¿Qué quieres?”. Hizo unas guitarras preciosas para el tema con Marina Heredia, pero preciosas. Aunque sonaba muy actual, yo quería algo más antiguo, el golpe de la guitarra, los jaleos. En ningún momento trató de convencerme para usarlo, habiendo hecho un trabajo super especial. Tan poco ego, que ni a él le importa decir que hemos rechazado una guitarra que él mismo había hecho. Le tendré a mi lado en todos los directos que él pueda.

Además, Pedro Sierra es un ser humano muy formal, hay que quererle. No conozco a nadie que pudiera decir algo negativo sobre Pedro, todos siempre hablamos bien de él.
Eso es muy bonito. Ha sido genial trabajar con él, un gustazo, nos hemos entendido bien en todo, nos hemos divertido también mucho. Es una persona que me ha dado confianza, y yo que soy bastante payaso, nos hemos reído mucho. Me lo he pasado muy bien.

Estábamos hablando del tema con Marina Heredia, que ella siempre es un escándalo de espectáculo en ella misma, no existe el día que Marina cante mal.
Marina tiene una calidad tremenda, y está en un punto buenísimo. Marina Heredia es un referente para el cante, yo diría que está a la cabeza de las mujeres en el flamenco.

Manuel Lombo está recordando las cosas de Bambino

El ser humano Fernando te abrió las puertas del gran escenario teatral Maestranza con nombre de plaza de toros, y ahora resulta que con varios meses de antelación has vendido el aforo de unos mil ochocientos espectadores en ese lugar sevillano ¿Cómo se siente uno ante este hecho?
Sorprendido lo primero, ha sido una sorpresa, porque yo reconozco cuáles son mis limitaciones referente a número de público. Yo esperaba mil personas, novecientas… Un Teatro Maestranza, un precio que no es tampoco el típico del resto de teatros… En la mañana que salió a la venta, intenté comprar unas entradas que yo mismo necesitaba para el patio de butacas, y no pude conseguir para el patio de butacas…

Eso es un concepto, no poder comprar las propias entradas. En plan “fui a comprar entradas para mi concierto y no pude”.
Jajaja. Realmente, cuando uno estrena, y en este caso contratados por el teatro, hay poca disponibilidad para uno mismo.

Claro, te dan quince o veinte entradas, te da para invitar a poca gente.
Menos, por contrato tengo menos entrada todavía. Tengo hermanas con sus maridos, tengo sobrinos…

Eres de tener familia.
Claro, necesito más entradas, y quería comprar. Me metí a primera hora y no habían salido. A las once y media de la mañana, al salir de una clase que imparto de técnica vocal, empiezo a ver en Whatsapp a uno que me dice que ha podido conseguir en la fila catorce, otro diciendo que podría haber avisado, y yo respondiendo ¿Pero qué me estáis contando? Si yo soy el primero que se ha quedado sin entradas. Resumiendo, muchísima ilusión y creo que quizás haremos un segundo día.

Es curioso un caso así, teniendo en cuenta que en la industria musical, la ciudad de Sevilla se caracteriza por ser muy difícil para la venta de entradas.
Por eso la ilusión es doble.

Caes bien a los seres humanos sevillanos.
Sí, y me enorgullezco de eso. Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero yo tanto en Sevilla como en Dos Hermanas, que es mi ciudad natal, me dan buena acogida.

Y ahora también entre los territorios desde Valme hasta Consolación.
Exactamente, además soy muy devoto de la Virgen de Consolación desde pequeño, que me llevaban mis padres mucho.

Manuel Lombo está recordando las cosas de Bambino

¿Cómo explicarías qué es Utrera?
Utrera es una parte muy importante del flamenco, infinitos nombres en la historia… Ahora mismo pasa por un momento muy bueno, hay un alcalde y un grupo de concejales que se toman muy seriamente el apoyo al flamenco. Han entrado en el patrocinio de mi disco para dar a conocer la marca Utrera, y yo me estoy encargando por mi parte de que así sea.

Ha sido acertado meter en el disco las cuerdas de José Carlos, el niño de Pepe Roca.
Yo trabajo mucho con José Carlos, viene conmigo normalmente en lo que hago. Incluso los arreglos de Mi Amigo los ha hecho él. Tiene una sensibilidad increíble, y es un gran amigo.

Hay un pequeño pero gran momento de Niño de Pura, y no falta el genial Rafael Rodríguez El Cabeza.
Niño de Pura ha hecho una guitarra preciosa en Voy a Perder la Cabeza por tu Amor. Rafael Rodríguez le da un sabor a la rumba, con él he sentido la emoción de asomar una lágrima con él al lado en el escenario. Eso es muy importante, no solo que toque bien, también te traslade a un sentimiento de emoción.

Lo bueno que tiene El Cabeza es su atemporalidad, es decir, es pasado y futuro al mismo tiempo.
De repente hace unas falsetas con una frescura… Rafael te lleva a distintas emociones, te hace reir y te hace llorar con su guitarra, es increíble.

¿Qué es para ti el flamenco?
Independientemente a nuestra seña de identidad, es un género que siempre he respetado. Palabras mayores. Siempre he preferido que me denominen cantante antes que cantaor, tengo tanto respeto al flamenco, que siento que lo de cantaor me viene grande. Además tampoco estoy dedicado al flamenco completamente. Aunque he hecho muchos festivales flamencos, en marzo volveré al Auditorio Nacional de Música en Madrid, para mí el flamenco es la profundidad del cante.

En esta ocasión, no has metido ningún tema en inglés en el repertorio.
Jajaja. En el disco pasado fue un detalle que quería hacer, con una canción a la que iba muy bien la traducción inglesa.

Un sueño de Manuel Lombo… No vale decir si anoche tenías insomnio de quedarse sin dormir hasta las cuatro, y que ahora tengas sueño. Me refiero a sueño como concepto.
No tengo. Si es un sueño en cuanto a aspiraciones profesionales, no tengo. He llegado a un punto en el que estoy tan feliz, que más bien diría que estoy viviendo mi sueño.