Diego del Morao, el genial heredero de Moraíto

Hace años que en el flamenco lo sabíamos, el irrepetible Moraíto tendría un heredero a la altura de la circunstancia. Poco tiempo antes de que el gran maestro partiera hacia un lejano lugar, Diego del Morao nos contó cómo será su trayectoria en el camino de la sonanta, con motivo de su primer trabajo discográfico Orate, editado por Cigala Music. Mientras se comía un plato de macarrones, un artista que ya es fundamental para la guitarra flamenca nos contó cosas bastante interesantes…



Por Jacinto González
Fotos: Cigala Music

 

¿Cómo explicarías a la gente en qué consiste el proyecto Orate?
Bueno, Orate es un disco yo creo que muy fácil de escuchar, incluso para la gente que no sea tan cercana al flamenco. Me considero un guitarrista que disfruta mucho con el ritmo, los temas con ritmo creo que son más fáciles, me identifico mucho con el ritmo y es como mejor me expreso.


Un disco que se abre con El Cigala cantando…
Con El Cigala cantando, él participa al igual que más gente que admiro muchísimo, como Paco de Lucía, que es de lo mejor que me ha pasado en la vida. Niña Pastori , que la admiro muchísimo, también está. Me he rodeado de gente a la que quiero y admiro.


¿Cómo fue ese momento con Paco de Lucía, cómo surgió?
A Paco le conocí en Musiquina haciendo la producción que hizo con Javier Limón del disco de La Tana. A mí me hacía mucha ilusión, pero yo era incapaz de decirle nada al maestro. Me lo tuvo que decir Juan Estrada, que bueno, que le mandara lo que quisiera, que él lo iba a escuchar. Me costó mucho trabajo, aunque luego el maestro es un fenómeno, te da mucha confianza, ¡te ríes mucho con Paco!


En Orate también está el descubrimiento del niño de Fernando de la Morena.
El Juan es de aquí del barrio, es un cantaor que tiene mucho ritmo, le gusta mucho jugar con la bulería, me divierto mucho con él. Era a ver si podía coger esas letrillas que tenía por ahí, la bulería está muy sentida, como lo sentimos nosotros aquí en Santiago.


¿Cómo surgió el asunto de hacer un disco?
Había tenido propuestas anteriores de alguna multinacional incluso, pero no me decidí. Al final Diego El Cigala me lo propuso, que iba a hacer el sello. Me ha dejado hacer el disco como yo quería en el tiempo que yo quería, eso se lo tengo que agradecer. En los tiempos que corren es difícil, sin ningún problema de nada, con todos los medios, dar la oportunidad sin limitaciones.


¿Qué es la guitarra flamenca?
Que te voy a contar, es mi manera... No sé de otra cosa, nada más que tocar la guitarra. Le pasa a los flamencos, es una forma de vivir el día a día, yo no sé vivir de otra manera.


¿Es verdad que tu padre Moraíto no estaba muy por la labor de que fueras guitarrista?
Lo que pasa es que es muy difícil, hay muchos guitarristas muy buenos. En un primer momento me quería curar en salud para que no pasara las fatigas que él pasó en su momento. Quizás por lo que le tocó vivir. Pero ser hijo de Moraíto me abrió puertas, se dio cuenta de que estaba empezando a tocar, tomé esa decisión. Ser hijo de Moraíto abre puertas, lo tenía más fácil, pero con una responsabilidad de tener que demostrarlo. En mi caso particular me ha abierto las puertas, pero a él le daba miedo que lo tuviera difícil. Empecé a trabajar en festivales con La Macanita, y así hasta hoy.


¿Quién es Moraíto para Diego del Morao?
Mi padre es mi ídolo, es una filosofía como artista impecable. Todo el mundo le quiere, como artista no se puede pedir más. Es una filosofía que yo quiero seguir, ser fiel a mi manera como ha sido él siempre, esa manera de tocar... Es mi ídolo.




Chaboli es un artista fundamental para ti…
Le quiero como algo mío, él y la Niña Pastori como de mi familia. Le admiramos todos, cada vez que hace algo, lo hace con un gusto... Más que una tendencia, su manera de ver todo, tan peculiar. Le admiro y le quiero mucho, siempre está conmigo igual que yo con él.


Importante es también Paquete.
Yo me he rodeado de amigos, gente que admiro y mis amigos. La gente que me aporta y me estimula, y Paquete es uno de mis guitarristas preferidos. Está por ahí grabando, nos va a dar una sorpresa con su disco...


Ese tío Diego Carrasco…
Para mí es un estímulo desde pequeño, la manera que tiene de ver el ritmo y el flamenco. Con mi padre, es de la gente que más me ha influenciado, el Diego y mi padre. Me estimula, para mí es un estímulo fundamental.


¿Cómo ves el futuro del flamenco en Santiago?
En el barrio creo que hay una baraja de artistas que están haciendo cosas y sin perder la raíz creando cosas nuevas. Maloko, hijo del Bo, gente joven que está tocando muy bien, mi primo Pepe que está tocando de escándalo, no sé si le conocerás…


Sí, al gran Pepe del Morao le llevamos hace unos años a Campanario con Jesús Méndez.
Exacto. Que no se pierda la raíz, la música tiene que evolucionar. Nosotros en Jerez somos muy ortodoxos, que no se pierda la base del artista de Jerez aunque haya las inquietudes normales de un artista de esta época.


¿Cuáles son tus proyectos más cercanos en el tiempo?
Ahora presentaremos el disco en Jerez, hay un proyecto para México y San Francisco aprovechando la gira de El Cigala. Actuar con José Mercé, con Niña Pastori... Quiero compartir tocar sólo con acompañar, nunca dejaré de acompañar a otros artistas.


Un sueño de Diego del Morao
Vivir de esto tranquilamente, tocar sólo y acompañando por el mundo, con eso me conformo.

TV

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies