actualizado 19:49 CET, 17 Mar 2019

Ámame como Soy es el nuevo álbum de Niña Pastori

  • Publicado en Noticias
Niña Pastori Ámame como Soy, Niña Pastori nuevo disco 2015

Sony Music edita Ámame como Soy, el nuevo trabajo discográfico de Niña Pastori, con las colaboraciones de Rubén Blades, Juan Luis Guerra, Pancho Céspedes y Sara Baras.

Ámame como soy es el nuevo álbum de Niña Pastori que será editado el 6 de noviembre. La artista de San Fernando vuelve a exhibirse con joyas prestadas y completa el trabajo con tres temas inéditos que llevan su firma. Pero a diferencia de aquel Joyas prestadas con el que triunfó en 2006, en el que revisaba canciones de sobra conocidas en España, ahora vuelve la mirada a América para sumergirse en ritmos latinos.

Por vez primera en un trabajo de Niña Pastori colaboran Ruben Blades, Juan Luis Guerra, Pancho Céspedes y Sara Baras, colaboraciones de las que fue surgiendo el repertorio. Además de Hola Soledad y El Cantante (con Céspedes y Blades, respectivamente), el disco incluye La Música no se Toca (de Alejandro Sanz); La quiero a morir (de Francis Christian Cabrel); Remolino (de Amaury Gutiérrez, con la participación de Sara Baras); Si tú no Bailas Conmigo (de Juan Luis Guerra); Te Quiero te Quiero (de Augusto Algueró/Rafael de León, popularizado por Nino Bravo); Usted Abusó (de Antonio Carlos Marques Pinto/Jocafi) y el Ámame como Soy de Pablo Milanés que da título al trabajo. Se cierra el repertorio con tres temas compuestos con Julio Jiménez Chaboli: Yo Tengo una Cosa, Lo que yo Daría y Eres tan Pequeña, dedicada a la hija de ambos.

Amamé como Soy da título al álbum porque la canción le emociona, pero también porque la frase la define. A ella y a su nuevo trabajo: es flamenco, pero hay bolero, salsa y ritmos que pueden resultar exóticos para quien esté acostumbrado a lo más habitual de su carrera, pero que hay que disfrutar tal y como son. Esa inmersión en otros sonidos ya la experimentó en Raíz, álbum de 2014 con Lila Downs y Soledad Pastorutti. Y la reinterpretación de temas ajenos la puso en la cifra de 130.000 copias vendidas de Joyas Prestadas, uno de sus mayores triunfos discográficos. De la aleación de esos dos antecedentes surge este nuevo proyecto de una renovada Niña Pastori.

Con cada uno de los artistas con los que colabora en este Amamé como Soy ha surgido algo distinto. De Juan Luis Guerra ya había adoptado Burbujas de Amor, que fue el primer sencillo de Joyas Prestadas. Tan admirado como Guerra para la gaditana es Pancho Céspedes, de quien toma una composición que no lleva su firma, sino la de Amaury Gutierrez, pero que fue el cantante cubano-mexicano quien la dio a conocer, y que enganchó a Niña Pastori por su letra antes que por su melodía. A Rubén Blades lo conoce desde largo tiempo, y estuvo El Cantante entre las primeras canciones que ella quiso incluir en este nuevo trabajo. Y el caso de Sara Baras es muy especial, precisamente por la fuerte amistad que las une y que se plasma en la grabación en el tema Remolino, en el que la bailarina mete los pies como si de un instrumento más se tratara.

Confirma el aire latinoamericano de este trabajo el hecho de que sea Alejandro Sanz, uno de los principales descubridores de su talento, el único artista español con un tema elegido por Niña Pastori para su repertorio. Si en Joyas Prestadas acudió a su Cuando Nadie me Ve, ahora se sumerge en La Música no se Toca, una de las canciones más conocidas de un álbum que ha escarbado en piezas más conocidas al otro lado del Atlántico que en su propio país.

Todo ello configura un trabajo en el que Niña Pastori demuestra su constante evolución con el flamenco, sin dejar nunca a un lado sus raíces. Y que llega en un momento de expansión artística, como lo demuestra el Latin Grammy al Mejor Álbum de Folclore que obtuvo en 2014 con Raíz, también nominado al Mejor Álbum Pop Latino en estos premios.

En cinco ocasiones ha sido nominada Niña Pastori a los Latin Grammy, galardón que ya había recogido en 2009 y en 2011 en la categoría de Mejor Álbum de Música Flamenca con Esperando Verte y La Orilla de mi Pelo. Pero hay muchos más premios que jalonan la carrera de Niña Pastori, que a lo largo de su trayectoria ha reunido entre otros dos Dial, otros tantos Amigo y diversos discos de Oro y Platino en países como España, Colombia y Argentina.

Desde que a los ocho años se subiera por primera vez a un escenario y con tan solo doce ya se fijara en ella el gran Camarón de la Isla, Niña Pastori ha consolidado una carrera marcada por un sello personal e inconfundible.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies